martes, noviembre 11, 2008

Mi despedida de soltero

Mi despedida de soltero

A mi medaba calor el disfraz de toro y estaba deseando que acabase todo aquello, además mañana me iba a casar. Lo peor de las despedidas de soltero es que llega un momento en que lo que te apetece es dormir y nada más. Cuando me casé en Madrid. Cuando me iba a casar en Madrid el día anterior celebré mi despedida de soltero con los amigos. Mis amigos me disfrazaron de toro y ellos iban disfrazados de toreros. ïbamos por los bajos de Moncloa de esta guisa llamando la atención. Bebíamos muchas copas y cantábamos canciones chuscas. Desde luego el sex-shop era un negocio redondo. Lo que estaba claro es que nosotros nos habíamos gastado todo el dinero en copas y en el show y no habíamos cenado nada. Lamentamos no haber contratado un servicio de restaurante con espectáculo, que es lo más sensato en vez de tantas copas y shows. A las tantas de la madrugada les compramos bocadillos de tortilla a los chinos que vendían ambulantemente sobre cajas de cartón, teníamos tanta hambre que aquellos bocatas fueron lo mejor de toda la noche. Y es que primero hay que llenar el estómago y luego si se tiene tiempo hacer todo lo demás, pero está claro que con la tripa vacía no te apetece follar. Después fuimos al sex-shop de Atocha a ver un espectáculo erótico. Primero estuvimos en el bar de barra americana y mientras veíamos a las chicas desnudarse en una barra fija nos tomamos otra copa. Después vimos el espectáculo erótico del Sexshop de atocha que estaba presentado por un travesti que empezaba el show vestido de militar con una escopeta que acababa en un falo. El travesti contaba chistes verdes y luego hacía subir a un miembro del público y lo sentaba en sus rodillas y le daba una banana, el del público tenía que repetir las frases que escuchaba del travesti. Entre ellas la frase "quiero comerte la banana". Después de esto el travesti le hacía una felación delante de todo el mundo o lo intentaba. Acto seguido venía el siguiente show que era la relación sexual entre un hombre y una mujer en todo su esplendor. Aplaudíamos después de acto. Las camareras nos venían a los asientos a que pidiésemos más copas. Luego dos señoras se afeitaban el pubis delante de todo el mundo. Pero lo hacías deprisa y como muertas de verguenza. Luego te dabas cuenta de que ya venían afeitadas pero no podías saberlo por el jabón, la espuma que las recubría su sexo. Como la gente estaba borracha no se daba cuenta del pufo pero era un poco patético. Después el travesti venía vestido de bailarina y contaba chistes gruesos, acto seguido intentaba comérsela a alguien del público. En el interín nos conminaban a no masturbarnos en la sala y nos anunciaban que en la parte de abajo ya estaban abiertas las cabinas. La pareja que hacía el amor en el espectáculo luego se bajaba al pet-show y en una cama redonda follaba delante de todo el mundo pero había que echar monedas y entrar de uno en uno.

Concurso posicionamiento por comunactivo, participamos con un blog comunactivo y hacemos marketing viral comunactivo

Enviado por: jose imaginacion

Valladolid

No hay comentarios: