miércoles, octubre 15, 2008

JOHN FANTE PREGUNTALE AL POLVO

JOHN FANTE PREGUNTALE AL POLVO

JOHN FANTE, PREGÚNTALE AL POLVO Una novela de amor a la altura de las mejores novelas de amor. Nada de ñonerías ni de zarandajas, un novelón como la copa de un pino.Pero no es una novela cursi ni mucho menos, es una novela dura de gente dura, de acciones rudas. Para mí la mejor novela de amor que jamás he leído. El tristísimo final en el desierto con el que culmina el relato te golpea las entrañas. Sólo la relación del protagonista con su madre tiene cierta normalidad, aún así se deja sentir el peso del catolicismo caduco. Toda la novela es un revulsivo sobre el arte del amor, sobre el amor y sus fantasmas, sobre el poder transformador del amor. Bandini, el protagonista, y la chica mexicana de la que se enamora forman una trama en la que el amor y el odio van de la mano. De hecho la chica no es una buena chica, tiene problemas, es dominante, orgullosa y lo que es peor, siente predilección por los hombres malos y con problemas. En el fondo son dos personas que se van a hacer más daño que otra cosa, que se van a dar pocas alegrías. Bandini malvive como escritor pasando penurias y remontando el vuelo de vez en cuando. Cuando está en racha gasta todo su dinero con su querida mexicana o en él mismo. Bandini llega a momentos de auténtica crueldad con su amada y ella tendrá con él la misma crueldad muchas veces. Como diría una canción de Sabina: "Amor se llama el juego en el que un par de memos juegan a hacerse daño." Lo bueno de esta novela es que profundiza en la psicología de una mujer con fuertes pulsiones autodestructivas y te lleva a comprender como sería una relación con una mujer vesánica y cómo podrías perder la cabeza por ella. En el fondo ella estaría enamorada de una tercera persona que aparece en la novela y que es otro perdedor, otro fracasado, con idéntica o mayor maldad que los protagonistas. Todos son unos seres que se odian pero se necesitan, que se hacen daño, que se buscan, que se quieren y que se desprecian. El orgullo y la vanidad son como otro personaje más en el relato. La dignidad, los sueños rotos, el amor propio flotan sobrevolando el argumento. La ironía y el sentido del humor que son rasgos de Fante están presentes en el libro pero les ganan el descaecimiento, el sinsentido y esos cuernos del mismo toro que son el amor y el odio. La historia se siente tan real que a veces piensas que no puede ser inventada, la volubilidad de ella llega a ser exasperante y la falta de tacto de él, su excesiva ambición, su soterrado desprecio hacia la mujer en general resultarán hirientes para las más tiernas molleras. Un libro para aprender de las relaciones de pareja, un libro para plantearse de quién enamorarse, un libro para comprender que la vida con amor puede no tener sentido pero que sin él ya no tiene sentido ninguno. Y si te gusta la música romantica te recomiendo escuchar la canción como tu de Juan Losada, un cantante latino

Enviado por: jose imaginacion

No hay comentarios: